Este archipiélago volcánico estuvo totalmente deshabitado hasta que en el siglo XV fue descubierto por los portugueses, quienes procedieron a colonizarlo para convertir las islas en un centro de trata de esclavos. Es más, la mayor parte de los actuales habitantes de Cabo Verde desciende de ambos grupos: colonizadores y esclavos. En aquella época, las islas hacían honor al nombre con que fueron bautizadas: se hallaban cubiertas por una densa vegetación tropical, que contrastaba con sus rocas volcánicas negras y el azul del mar.

 

Tras varios siglos de trata negrera, en el siglo XIX, la prosperidad de las islas fue decayendo lentamente, debido a que los dos ingresos de la isla tenía habían cesado: el algodón, por destrozarse el ecosistema y desertizarse la isla; y los esclavos, por prohibirse mundialmente la trata de esclavos. Cuatrocientos años después del descubrimiento, la isla casi había retornado totalmente su situación anterior de «desierto flotante», ya que gran parte de la población había emigrado huyendo del hambre.

 

Actualmente, estas islas se han reconvertido en un destino turístico lleno de sol, playa y tranquilidad. Un paraíso lleno de contrastes, donde se mezcla las playas vírgenes con otras de arena blanca, hermosos acantilados con llanuras, donde en ocasiones los volcanes parecen emerger del abismo para mostrar toda su belleza, el visitante gozará de un sinfín de posibilidades a la hora de disfrutar de un viaje inolvidable, donde podrá disfrutar de hobbys como el buceo, senderismo, la pesca, windsurfing o simplemente ir a la playa.

 

La amabilidad de la gente hace que la experiencia en Cabo Verde sea única e inolvidable.

 

Dinos las fechas en las que quieres realizar tu viaje y te enviaremos las mejores propuestas de Cabo Verde.

CABO VERDE, EL ARCHIPIÉLAGO

DESCONOCIDO 9 DÍAS

1/3